Quiero ser vegetariano y no sé cómo

instagram

Quiero ser vegetariano y no sé cómo

¡Hola desenvuelt@s! La entrada de hoy se la dedico a aquellas personas que quieren hacerse vegetarianos y o bien no saben muy bien cómo enfocar el asunto o bien tienen un poco de miedo a ponerse enfermos o tener alguna carencia nutricional. También suele darse el caso de que tengas a todos tus conocidos, familiares, amigos diciéndote que te dejes de tonterías no te vayas a poner mal@.

Cuando se da un paso de este tipo yo recomiendo primero que te informes bien y planees cómo quieres que sea tu alimentación a partir de ese momento. Ser vegetariano no significa dejar de comer carne y pescado y punto, tienes que saber en qué alimentos se encuentran los nutrientes que estás dejando de consumir, y cómo combinarlos bien.

Aunque sustituir estos productos sea fácil, no quiero que te tomes este tema a la ligera, ya que sé de mucha gente que decide hacerse vegetariano y se dedica a comer pasta y bocadillos de queso hasta que les salen por la orejas. Ésto no es una dieta vegetariana sino pastariana o quesariana, que gracias a Dios no existe. Una dieta vegetariana es rica en verduras, frutas, semillas, germinados, frutos secos, legumbres, alimentos fermentados, etc.

Con lo que las personas que no tienen ni idea de alimentación más nos dan la brasa cuando les dices que eres o quieres ser vegetariano es con que no vas a tener las suficientes proteínas u omega 3 y vas a caer enfermo o te va a dar anemia o mil cosas que se les ocurren. Esto es porque piensan que estos nutrientes sólo existen en la carne y el pescado, pero ¡sorpresa! no es así. Os hago una listita orientativa para que sepáis en qué alimentos de origen vegetal podéis encontrar:

– Proteínas: semillas de calabaza, mantequilla de cacahuete, semilla de cáñamo, almendras, tempeh, pistachos, semillas de lino, tofu, avena, semillas de chía, anacardos, avellanas, nueces, judías de soja, lentejas, garbanzos, nueces de macadamia, judías pintas, judías rojas, quinoa, espinacas, arroz integral, etc.

– Omega 3: semillas de chía, de cáñamo, de lino, nueces, pipas de calabaza, miso, tempeh, aceite de lino, aceite sachi inchi, aceite de cáñamo, etc.

Un truco por si no sabéis cómo incorporar algunos de estos alimentos en vuestra dieta, es añadirlos a los batidos o a las ensaladas, como las semillas, aceites y frutos secos. De esta forma quedaréis más saciados después de vuestro batido o ensalada y estaréis tomando las proteínas u omega 3 que necesitáis.

Como probablemente ya os habréis dado cuenta yo soy una gran fan de los zumos y batidos de frutas y verduras, y esto tiene una explicación: a mí nunca me han gustado las frutas (no por su sabor sino por la textura que me da asquete), las verduras medio las toleraba pero bien cocidas o fritas (por no decir directamente muertas). Como nunca había comido fruta y encima llevaba una alimentación desastrosa, llegó un momento en el que mi cuerpo se quedó sin fuerzas y yo estaba hecha un trapo.

Entonces descubrí los batidos verdes, que era la solución a todos mis problemas porque en ellos podía meter las cinco raciones de fruta y verdura que tenía que comer al día, estaba líquido y por lo tanto no tenía la consistencia de la fruta en mi boca, se le podían añadir superfoods como (espirulina, semillas de chía, etc.), te lo tomabas todo prácticamente sin darte cuenta y ¡encima están buenos!

Así que si queréis haceros vegetas o simplemente tomar menos carne en general os recomiendo 100% que incorporéis los batidos verdes a vuestra dieta cuanto antes. Os vendría muy bien tomarlos para desayunar en lugar de café, que aunque está muy bueno, crea una ilusión de energía que no tenemos y encima es un “antinutriente” (dificulta la absorción de otros nutrientes como el hierro). Por este motivo a las embarazadas se les prohíbe tomar té y café porque no pueden prescindir de ningún nutriente.

Otra cosa que los vegetarianos (ovo-lacteo-vegetarianos) suelen hacer para compensar que no están comiendo carne ni pescado es comer mucho queso y muchos huevos y esto tampoco es recomendable, ya que tienen mucha grasa y pueden ayudar a que tus niveles de colesterol aumenten. No quiero decir con esto que no comas queso y huevos pero sí que no comas más de lo que lo que hubieras comido antes porque a la larga no te va a beneficiar.

También os recomiendo que no abuséis de los productos de soja, como los filetes, salchichas o embutidos de soja, porque aunque nos ayudan en nuestra transición no son muy buenos para la salud y están muy procesados. Así que ojo con estos “false friends”.

La vitamina B12 es una vitamina que se encuentra en los productos animales (por lo tanto si no eres vegano algo estás tomando con el queso y los huevos) pero también se encuentra en los alimentos fermentados sin pasteurizar como el té kombucha, el Brottrunk, el rejuvelac, el chucrut o el kimchi, etc. De todas formas siempre es recomendable tomar algún suplemento de esta vitamina y así te quedas más tranquilo por si las moscas.

Bueno espero que en líneas generales haya podido ayudar a aclarar alguna duda de cómo hacerse vegetariano y no morir en el intento. Otro día hablaré sobre el aspecto social de ser vegeta en España, una delicia como te imaginarás.

Si tienes alguna duda me encataría que me escribieras un email a lola@desenvueltalifestyle.com o que simplemente dejaras un comentario aquí abajo.

Hasta entonces un beso muy fuerte y desenvuelto.

Lola

Tags: , , , , , , , , , ,

leave a comment

Your email address will not be published.